Tanto si es viajero como si no, puede coleccionar sus propias fotos del mundo con recuerdos internacionales

Un souvernir, término originario de los franceses para recordar o evocar un recuerdo, suele servir para provocar pensamientos y sentimientos agradables sobre un momento en el que se visitó un lugar concreto. Los artículos en sí mismos también pueden tener un uso práctico, como es el caso de los imanes de nevera y de los llaveros. Lo que está demostrado es que los recuerdos de viaje no son un fenómeno nuevo: ¿sabía que ya en el año 330 a.C. Alejandro Magno empleaba aproximadamente tres mil camellos y mulas para traer recuerdos de la capital persa de Persépolis? A lo largo de los años esta tradición ha continuado y, aunque hoy en día puede resultar un poco difícil pasar una caravana de camellos por la aduana, en los viajes al extranjero se suelen comprar llaveros, imanes para la nevera y otros objetos de interés. Sin embargo, no hay que salir de casa para comprar un souvenir que represente o nos recuerde un lugar. En la tienda de Internet World-wide-gifts.com puede comprar recuerdos de todo el mundo. Así que tanto si quiere un recuerdo de un lugar que haya visitado alguna vez como disfrutar de la esencia de un lugar donde no haya estado nunca, ¿por qué no hace una visita a este sitio web?

Recuerdos del mundo antiguo

Alejandro Magno no fue el único viajero en la antigüedad que se trajo recuerdos a casa. ¿Sabía que la producción de artículos destinados específicamente a ser recuerdos se debía en gran medida a la necesidad de los viajeros de tener objetos de recuerdo? Esta necesidad fue puesta de manifiesto por la costumbre de llevarse pequeñas piezas de estatuas y monumentos. Obviamente esto no podía continuar ya que no podíamos acabar con estatuas descabezadas o monumentos sin base o soporte, pues supondría su destrucción; por ello se hicieron versiones en miniatura de estas creaciones y los viajeros fueron, digámoslo así, apaciguándose. Por tanto hace muchos años los recuerdos eran ya un elemento reconocido. Después de todo, el turismo no es un fenómeno reciente: ¿sabe que no mucho después de que comenzara su construcción, en 122 d.C., el Muro de Adriano se convirtió en una atracción turística? Se han encontrado cazuelas romanas esmaltadas, que se cree son recuerdos de esta construcción en el norte de Inglaterra, en lugares tan lejanos como Wiltshire, Staffordshire y Amiens. Estas cazuelas fueron hechas en las décadas siguientes a la construcción de este muro. Se han encontrado otros recuerdos turísticos romanos por Europa, en lugares como Atenas, Éfeso y Alejandría.

¿Qué recogían nuestros antepasados medievales en sus viajes?

En la Edad Media la fe era un motivo importante para viajar pues se animaba a los europeos a visitar lugares religiosos relacionados con el nacimiento y la vida de Cristo, así como con las vidas de diversos santos. Se viajaba a estos lugares para mostrar la profundidad de la fe. Uno de los peregrinajes más famosos era el de Canterbury, en Inglaterra, tal y como se describe en la mundialmente famosa obra literaria de Geoffrey Chaucer "Los Cuentos de Canterbury". Canterbury fue el lugar del asesinato de Thomas Becket, canonizado en 1174. Pero, ¿cómo podían probar los peregrinos que habían visitado estos lugares sagrados? ¿Sabía que es ahí donde entran en juego los recuerdos de la época, en forma de insignias de peregrinos? Hechos en su mayoría de peltre o plomo, estos artículos gozaron de gran popularidad entre 1350 y 1450 d.C. Representaban a los distintos santos y lugares religiosos y eran usados por los peregrinos en sus sombreros y ropas para mostrar lo santos que eran. Estas insignias fueron los primeros artículos de recuerdo producidos en masa y su venta a los peregrinos no sólo sirvió para recaudar dinero para los diversos sitios religiosos sino también para concienciar al público sobre los propios sitios, animando de este modo a más gente a viajar.

Cuanto más viajamos, más nos llevamos a casa

A lo largo de los años el ciclo de fabricación de souvenirs ha hecho que el público en general vaya conociendo más y más distintos destinos, con lo cual se han incrementado los viajes y la producción de nuevos artículos de recuerdo. El turismo mundial ha aumentado gracias a la mejora de las conexiones de transporte y del nivel de vida y además, en general la gente tiene más tiempo libre para viajar y más ingresos disponibles que nunca. Esto se refleja en el hecho de que entre 1950 y 2002 el número de llegadas de turistas internacionales en todo el mundo pasó de 25 millones a 715 millones, según las estimaciones de la Organización Mundial del Turismo (OMT). Se esperaba que el número de turistas en todo el mundo superara los mil millones en 2012. Por lo tanto, la cantidad de dinero gastado en recuerdos también ha aumentado, ya que la gente desea tener recuerdos de sus viajes o un pequeño trozo de los lugares que ha escuchado describir a sus amigos y familiares.

Ser o no ser práctico: esa es la cuestión

No sólo ha aumentado el gasto en recuerdos, sino que ha cambiado el tipo de artículos adquiridos. Aunque todavía compramos cazuelas y vasijas como lo hacían los romanos y además se pueden comprar chapas -las insignias de la época medieval-, hay otros artículos que han aumentado su popularidad como cucharas, imanes para la nevera, llaveros y postales. Existe una tendencia a que este tipo de souvenir esté disponible a nivel internacional, y en efecto, tanto en el Empire State Building de Nueva York como en la Torre Eifel de París se puede comprar un imán de nevera que represente dónde estamos. Por supuesto que los imanes de nevera tienen un uso práctico, aunque lo más habitual es que la gente tenga varios sólo con fines decorativos, en lugar de para pegar mensajes o notas importantes en el frigorífico. Las cucharas de recuerdo también pueden tener un uso práctico, aunque, una vez más, es más probable que simplemente se coleccionen a que se utilicen. ¿Sabía que la primera cuchara de recuerdo de los Estados Unidos de América la fabricó en 1890 Galt & Bros., Inc. de Washington D.C. y representaba el perfil de George Washington? Pero serían las cucharas "Bruja de Salem" creadas por Daniel Low, al año siguiente, las que se atribuyen la popularidad de la colección de cucharas de recuerdo en Estados Unidos. Por supuesto, hay ciertos souvenirs que son especiales por y para un lugar en particular y otros que no tienen un uso práctico concreto. Un ejemplo de ello es el brezo escocés de la suerte. ¿Sabía usted que, aunque el pueblo escocés ha utilizado el brezo desde tiempos remotos, fueron los victorianos los que popularizaron su relación con la suerte? La propia reina Victoria escribió sobre su conocido sirviente, el Sr. Brown, que "espió un pedazo de brezo blanco y saltó para cogerlo". Ningún highlander pasaría por allí sin cogerlo, ya que se consideraba que traía buena suerte". La suerte que acompaña a este brezo blanco puede deberse a su relativa rareza, similar a la asociada al trébol de cuatro hojas para otros pueblos celtas. Sea cual sea el origen, la suerte asociada a este recuerdo es lo que atrae de él en lugar de su utilidad.

Conseguir fotos sin tener un álbum

Ya sea práctico o caprichoso, un recuerdo representa un lugar y/o evento particular para su propietario. En una gran cantidad de casos el artículo es un recordatorio de un viaje realizado. Por ejemplo, unas vacaciones en Sydney, Australia, pueden acabar con la compra de un bumerán, un koala de juguete o un sombrero con corcho; todos estos artículos se encuentran entre los diez recuerdos más populares de Australia. ¿Sabía que en el idioma aborigen de Australia Occidental, el noongar, la palabra “Kylie” significa palo curvo o bumerán? ¡Pero no recomendamos traerse a la Srta. Kylie Minogue como recuerdo si alguna vez se la encuentra por allí! Si no compra un recuerdo durante el viaje, se puede conseguir uno fácilmente en esta era tecnológica comprando recuerdos en línea. También puede hacerlo si le gusta un destino lejano pero no puede visitarlo y quiere tener imágenes de él. La tienda de Internet World-wide-gifts.com le permite hacer esto gracias a su gran colección de recuerdos internacionales.

Así que ahora ya sabe todo esto pero, ¿sabía que…?

Ya le hemos dado mucha información sobre los recuerdos, sobre su origen, historia, uso y adquisición pero seguro que hay muchas más cosas que le sorprenderían de estos objetos de interés.

¿Sabía que...

  1. Los rapiñadores conocidos como hombres de barro descubrieron hace poco insignias de peregrinos medievales mientras excavaban por el río Támesis en Londres?
  2. Los certificados de Termination Rock fueron unos de los primeros recuerdos de las Cataratas del Niágara?... Se les dio a personas que bajaban las escaleras tan desvencijadas y pasaban por debajo de las cataratas.
  3. La primera postal de recuerdo impresa en los Estados Unidos de América anunciaba la Exposición Mundial Colombina de 1893?
  4. Antes de ser usado para espadas decorativas y abrecartas, el acero de Toledo, España, se usaba en la fabricación de espadas y escudos para la caballería europea?
  5. El Maneki neko es un popular recuerdo japonés?... Puede que esté familiarizado con la imagen de este llamativo gato pero probablemente no sepa que es un amuleto para atraer la suerte en los negocios y la prosperidad.

Lo que es importante que sepa es que si busca un recuerdo de un lugar favorito, en la tienda de Internet World-wide-gifts.com tiene mucho donde elegir.